Mtro. Martín Rocha Pedrajo, fsc
Bienvenida
A la Comunidad De La Salle Bajío

Aunque ha sido breve el tiempo, ha sido intenso. Los resultados que tenemos hoy son muestra del trabajo diario de cada persona que colabora en nuestra Universidad y que vive desde su función el compromiso de formar a las personas.

La Educación es un reto tan grande que solo lo podemos llevar a cabo desde el corazón, por lo que cada proyecto que materializamos, esté o no reportado en este Comunicado, ha involucrado el latido de muchas personas, las ideas, las acciones y el acompañamiento de alumnos, docentes, colaboradores en general que le dan vida a la misión lasallista y permiten que sigamos apoyando a los más vulnerables.

Este año ha sido un periodo de reflexión, de introspección y de mucho trabajo. En el marco de los 50 años de fundación de esta obra, estamos obligados a volver al origen, a recordar las razones por las que iniciamos en el Bajío, a retomar las bases para fortalecernos y prepararnos para un nuevo camino.

Agradecemos a todos los que trabajaron “más allá de las fronteras” para que cada logro que hoy compartimos tenga eco en cada espacio que este mundo requiere, gracias a quienes ayudan a mantener un espíritu de fraternidad en nuestra Universidad, a los que se desgastan por lograr que el otro se sienta bien, gracias porque su presencia está inspirada en la presencia de Dios y con ello construimos y transformamos día a día nuestra Comunidad.

Hoy más que nunca estamos obligados a llegar a lugares espirituales a los que otros no llegan; en este momento, en el que comenzamos el Año Jubilar Lasallista, nuestro Superior General, el Hermano Robert Schieler, nos invita a tener actos prácticos de bondad y servicio a los jóvenes que anhelan misericordia y compasión.

Deseo que quienes hoy compartimos este momento, sigamos sumando juntos para que con un solo corazón, un compromiso y una sola vida la misión lasallista permanezca.

Mtro. Martín Rocha Pedrajo, fsc
Rector