Jardín de la Inclusión
Este jardín está inspirado en un valor importante para la comunidad lasallista, la Inclusión. Desde su diseño muestra como todos son parte de la comunidad, todos ocupan un lugar especial y cada uno tiene la oportunidad de crecer y distinguirse. Lo anterior se ve representado en las plantas que se eligieron para adornar el espacio, juníperos, agapandos gigantes y enanos, lavanda, lirio, plumbago, salvia, margaritas, entre otras, que reflejan a una comunidad que acepta las diferencias de sus miembros, pero los acoge a todos.

A través de diferentes parábolas como la de 'el Hijo Pródigo' y 'el Sembrador'; además de citas bíblicas y otras reflexiones, se ha diseñado cada espacio, guardando un mensaje especial para el visitante.

Al ingresar al Jardín, se encuentra 'La mano de Dios que te recibe', nombrado así por el diseño que tiene, en este espacio se exhiben algunos Bonsái. En total el visitante podrá ver 60 ejemplares de ellos. Bonsái significa literalmente planta cultivada en bandeja o plato. Éste, es un proceso evolutivo gestado en las artes orientales bajo el cual se involucran religión, literatura, poesía, filosofía y pintura. El Pirúl, el Mezquite, el Olmo, el Piracanto y el Pino son algunas de las especies de árboles que aquí se encuentran.

Existe también un pequeño río, éste representa la vida y cruza gran parte del jardín. El sonido de la inclusión es el de la Campana, por lo que se han colocado unas que a través de su sonido indican la apertura, el llamado y el aviso de que todos son bien recibidos.

Al fondo y casi escondida, está la Mesa del Banquete del Reino, expresando la abundancia por la vegetación que allí existe. Este lugar es normalmente utilizado por los alumnos que participan en el taller de Bonsái.

Tú puedes ser incluido, te invitamos a que conozcas este lugar, ubicado a un costado de la Torre de Rectoría.

GALERÍA DE FOTOS
© 2016 UNIVERSIDAD DE LA SALLE BAJÍO - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS