AÑO 6 NO. 24 || 15 . DICIEMBRE . 2015
REVISTA ELECTRÓNICA TRIMESTRAL DE LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD DE LA SALLE BAJÍO
El Rol de la Mujer en la Victimización

Artículo elaborado por: Psic. Omar Jatniel Hernández Pérez.
Catedrático de la Facultad De Criminología y Criminalística
Universidad de la Salle Bajío A.C.

Imagen tomada de: www.web.telered.mx



INTRODUCCIÓN

El fenómeno de la violencia, es un problema que actualmente se ve reflejado en el comportamiento de las personas, algo que no es nada nuevo en nuestra sociedad, puesto que a lo largo de los años ha existido pero no se reconocía como un delito sino como una forma de vida, algo normal, o como un comportamiento que se iba heredando generación tras generación, en la actualidad este tipo de conducta se ha dejado de ver cómo algo cotidiano, y se ha buscado castigarlo y pocas veces prevenirlo.

La sociedad es un medio que influye mucho en el comportamiento de las personas es por este motivo que se considera importante para el desarrollo de la conductas desviadas, según el libro de la sociología de Luis Recasens Siches, menciona que “así, el efecto de una determinada herencia biológica dependerá de un determinado entorno social y los efectos de este se hallaran incluidos por los factores genéticos” (p.309 ), por lo que acertamos en que en gran parte el entorno en que te desarrollas y la familia son los que intervienen en gran parte de las conductas delictivas.

Como consecuencias que puede traer este fenómeno, podemos observar que estas llegan a variar en cada miembro de la familia. En el manual para la detección y orientación de la violencia intrafamiliar, según la organización panamericana de la salud la ha definido como “Toda acción u omisión cometida por algún miembro de la familia en relación de poder, sin importar el espacio físico donde ocurra, que perjudique el bienestar, la integridad física, psicológica o la libertad y el derecho al pleno desarrollo de otro/a miembro de la familia” (p. 8), por lo que la violencia intrafamiliar no solo es por parte del hombre, sino que puede ser efectuada por cualquier miembro de la familia.

Esto puede traer como resultado una sociedad donde la violencia se comienza a utilizar como el método de resolución de problemas puesto que es una conducta aprendida, además de que personalmente genera conflictos en la salud como lesiones físicas, trastornos de alimentación, trastornos del sueño, conflictos emocionales y psicológicos como trastornos de la personalidad, paciente, pasiva, baja autoestima, manipulación.

Grupos vulnerables de violencia intrafamilar

En el libro modelo integrado para la prevención y atención de la violencia familiar y sexual, nos menciona que según la Norma Oficial Mexicana NOM-190-SSA1-1999 identifica como ”grupos vulnerables a las niñas, niños, adolescentes, mujeres embarazadas o personas en situaciones especialmente difíciles, adultos mayores; hombres y mujeres con enfermedad física o mental discapacitante, o en desventaja física, económica o cultural”, es por ello que elegimos al sector de las mujeres como grupo vulnerable dentro del tema de la violencia intrafamiliar, pues son principalmente las más afectadas por este delito, se les remunera poco por su trabajo, no se les reconoce, son las que se quedan en casa con los hijos y son vistas como el género débil.

La mujer al ser víctima de este fenómeno puede llegar a convertirse en una persona sumisa, retraída, aislada, ignorante en cuanto a lo que está viviendo y lo que en verdad podría hacer para evitarlo, entre otras cosas que ya se mencionaron anteriormente, como bien se sabe toda persona que está expuesta a determinada conducta que la hiere, lo principal que está pasando es que esta reprimiendo sus deseos de poner un alto, por motivos como “él es el hombre”, “el me mantiene”, y “mis hijos”, entre otras, pero el cumulo de estrés ocasionado por tales vivencias llegara a un punto donde la mujer busque la liberación del mismo ya sea agrediendo a la sociedad, por una mentalidad de que nadie hace nada, machista, o que la justicia no existe, contra las personas más cercanas a esta como hijos o algún otro familiar por no intervenir o por el simple hecho de estar en el momento menos indicado de la liberación de su coraje o contra su agresor, que es el principal con quien buscan sacar su agresión que al final de todo fue producido por esta persona.

Sin importar el nivel económico ni social, la violencia intrafamiliar es un problema que viven todos por igual desde abusos económicos, sexuales y emocionales. El libro de criminalidad femenina, teorías y reacción social, menciona el autor maría de la luz lima Malvido “las mujeres victimarias vivían en un ambiente que constantemente las presionaba generándose en ellas sentimientos de agresión, rechazo, dominio. Presentaban matices de depresión con necesidad de consuelo y apoyo, tenían así mismo características destructivas, y en ellas las condiciones de sumisión o pasividad no tenían ninguna significación” (p. 11) lo que también nos da por entendido que no respeta el estatus para que una mujer se convierta en delincuente, puesto que todas pueden llegar a cambiar su conducta y desviarla.

La mujer como víctima

Según Luis Rodríguez Manzanera en su libro Victimologia hace mención que “desde el punto de vista puramente jurídico, una persona es victimizada cuando cualquiera de sus derechos ha sido violado por actos deliberados y maliciosos”(p. 65), sabemos que todos tenemos derechos humanos y leyes que nos protegen pero cuando un victimario llega y los viola, la mujer queda como una víctima más que al querer que se haga justicia muchas veces se vuelve víctima del propio sistema y de instituciones es por ello que busca la forma más fácil y a la que tiene acceso que es hacer justicia por su propia mano.

La mujer es una persona vulnerable pero que también puede usar su agresividad en forma negativa de manera que busca dañar a la sociedad, esto puede ser cometiendo delitos contra la salud, a su familia infringiendo el mismo maltrato al que él estuvo expuesta, y contra su agresor causando lesiones leves e incluso las que causan la muerte. Esto lo consideramos de manera importante debido a que en la actualidad la mujer ha sido participe en diferentes delitos en los cuales como principal característica se encuentra haber vivido violencia ya sea en su infancia o en su entorno actual familiar.

La familia como sepa de la violencia intrafamiliar

La Familia es el primer lugar con quien una persona tiene vínculos, de aquí es de donde aprenden valores, normas, cultura, religión, costumbres y socializa, por ello es que aprende y conforme a lo que vive en su hogar será su comportamiento este círculo familiar se tiene de conocimiento que es donde se debe de recibir amor, protección, educación, salud, valores, se predica con el ejemplo entonces cuando algo o todo esto no se lleva de esta forma, es aquí, el primer lugar donde se vive la violencia dando como resultado que lo que vea y como sea tratado, dependerá su comportamiento a futuro, ya sea para que se convierta en un agresor o se convierta en una persona sumisa llamada víctima, de aquí la importancia de la buena relación en un núcleo familiar. Por ello es que estas personas cuando desde pequeños han vivido esta conducta con el paso del tiempo si viven lo mismo de ser agresor o víctima lo verán como algo normal debido a que crecieron con este ritmo de vida y no reconocerán que están viviendo la tan polémica “VIOLENCIA INTRAFAMILIAR”.

En México, la violencia intrafamiliar es un problema que ha existido desde el inicio de los años, no se conocía como tal, era conocido como “machismo” puesto que es algo que se enseñaba generación tras generación donde se le decía al hombre que tenía que manejar a la mujer, él era el que debía de trabajar, la esposa solo servía para tener hijos, para limpiar la casa, servir de comer, ser sumisa y atenerse a lo que el hombre diga, y esto se iba inculcando y la hija crecía con este ejemplo, con el paso del tiempo el mundo ha ido cambiando, la sociedad se ha transformado y ahora los roles se han modificado, la mujer ya tiene que salir del hogar para trabajar para poder mantener un nivel de vida cubierta de las necesidad básicas, ya no tienen tantos hijos como antes, ya no suele dejarse ahora, si existe alguien que les levante la mano puede ser que ellas reaccionen del mismo modo, con el fin de defenderse o incluso no hacer nada y dejar que el agresor haga de ella lo que quiera.

“En nuestro país las primeras instancias que se ocuparon de trabajar con el fenómeno de la violencia intrafamiliar y sus víctimas fueron organismos no gubernamentales. Para el gobierno mexicano el tema de la violencia intrafamiliar comenzó a adquirir verdadera importancia hace una década, y fundamentalmente en 1994 con los preparativos de la delegación mexicana para la IV Conferencia y del Informe de México realizado por el Comité Nacional Coordinador de la IV Conferencia Mundial de la Mujer. Es en 1989 cuando comenzamos a observar la intervención gubernamental en esta materia con la creación del CAVI por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal; en 1991, la misma Procuraduría crea el Centro de Terapia de Apoyo; en 1993, la Comisión Nacional de Derechos Humanos crea el Programa sobre Asuntos de la Mujer, que presta el servicio de orientación a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar y que en 1994 amplió su competencia al ámbito del niño y la familia; en 1994, se comienzan a crear en procuradurías de Justicia estatales, áreas de atención a mujeres víctimas de delitos sexuales y violencia intrafamiliar. Otros esfuerzos en la lucha contra la violencia intrafamiliar son: las agencias especializadas en Asuntos del Menor y Discapacitados de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, las procuradurías de la Defensa del Menor y la Familia del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, así como el Programa Nacional de la Mujer 1995-2000 y el Programa Nacional de Acción en Favor de la Infancia 1995-2000 que plantean estrategias y políticas públicas que debe aplicar el gobierno en el combate de este fenómeno. En 1996, la Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Intrafamiliar concede facultades a las delegaciones políticas del Distrito Federal para conocer de estos casos, para instrumentar procedimientos administrativos de conciliación y amigable composición, así como para imponer sanciones por las infracciones establecidas en dicha ley.” Aquí es donde podemos observar que si se ha buscado hacer algo para combatir la violencia intrafamiliar o más que nada tratarla y prevenirla, sabemos que esta información no se encuentra al alcance de todas las personas, no se tiene de conocimiento que es una conducta que ya es tipificada como delictiva, que pueden denunciar, no saben a dónde ir, que van a hacer, cual es el procedimiento que se debería de seguir, por ende existe una falta de difusión de información acerca de este tema que es la violencia intrafamiliar.

Según la LEY PARA PREVENIR, ATENDER Y ERRADICAR LA VIOLENCIA EN EL ESTADO DE GUANAJUATO, Nos menciona que violencia intrafamiliar "Es toda violencia que se da entre personas con la que exista o haya existido una relación de parentesco, matrimonio, concubinato o con la que se tenga una relación interpersonal análoga o aun no teniendo alguna de las calidades anteriores habite de manera permanente en el mismo domicilio de la persona" esto según el artículo 7 de esta ley. Lo que nos ayuda a respaldar que si existen leyes que ayudan a toda aquella persona que sufre violencia intrafamiliar que si bien no se conoce mucho acerca del tema también puede sufrir violencia de este tipo el hombre y no solo la mujer como ya se conoce, considerando que los que más sufren de esta violencia son el considerado sexo débil que en este caso sería la mujer, pensando en que muchas de estas mujeres cuentan con hijos entonces también los hijos sufren de esta violencia, pero quien la imparte se conocen más como agresores al cónyuge, concubino, la pareja, alguien que tenga parentesco como hermanos primos, tíos, cuñados, abuelos, que habiten en el mismo techo.

Tipos de violencia

Existen diferentes tipos de violencia en los cuales puede estar basada una violencia, los cuales los podremos encontrar definidos y estipulados dentro de la LEY DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA PARA EL ESTADO DE GUANAJUATO, “tipos de violencia,

Violencia psicológica: cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica o emocional de la mujer consistente en negligencia, abandono, descuido reiterado, celotipia, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, infidelidad, comparaciones destructivas, rechazo, restricción a la autodeterminación y amenazas, las cuales conducen a la víctima a la depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso al suicidio;

Violencia física: cualquier acto material, no accidental, que inflige daño a la mujer a través del uso de la fuerza física, sustancias, armas u objetos, que puede provocar o no lesiones, ya sean internas, externas o ambas;

Violencia económica: es toda acción u omisión del agresor que afecta la economía de la víctima. Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así́ como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral; también se considera como tal el incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar;

Violencia sexual: cualquier acto de contenido sexual que amenaza, degrada o daña el cuerpo o la sexualidad de la víctima, o ambas, que atenta contra su libertad, dignidad, seguridad sexual o integridad física, que implica el abuso de poder y la supremacía sobre la víctima, al denigrarla y concebirla como objeto;

Violencia feminicida: es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres; esto en el articulo 5 de esta ley.

Basándonos en estos artículos podemos determinar bajo que tipo de violencia se encuentra pudiendo estar en solo alguna o teniendo características de todas las antes mencionadas lo que ayuda a la ley para encuadrar su situación en la que está inmersa con lo que en cuestión jurídica estar tipificada dentro de una ley como la antes mencionada.

Incidencia delictiva de la violencia intrafamiliar

Según un estudio realizado por Elena Azaola en 1997, muestra que de una muestra de 50 mujeres entrevistadas, las cuales 38 de ellas cometieron asesinatos en contra de sus familiares y las otras 12 asesinatos a terceros. “En la mujer, en cambio, el homicidio parece ser el desenlace de múltiples episodios de violencia en 10s que, algunas veces, ella ha ocupado el lugar de víctima, otras, de victimario, y en donde 10s motivos parecen mis complejos y difíciles de descifrar, pues en apariencia subvierten su ser-mujer” ( Lagarde, 1993).

La proporción de casos en los que la mujer dirige la violencia hacia la pareja, no obstante que la mayoría de las sentenciadas por este delito reportaron altos índices de maltrato por parte de sus esposos.

La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, 2006, que señalan que para el estado de Guanajuato la violencia familiar la padecen 234, 010 mujeres.



Delito de homicidio en razón de parentesco, según datos de la procuraduría general de justicia del estado de Guanajuato, periodo del 2008 al 08 de septiembre del 2009.



Es en este tipo de datos y reflexiones que la frontera o la línea divisoria de convertirse de victima a victimario es muy delgada, por lo que la atención tanto a víctimas como a victimarios es un foco de atención tanto para las autoridades estatales, como para las instituciones académicas y la sociedad civil, teniendo mayor sensibilidad para estas poblaciones vulnerables y en riesgo.



CONCLUSIONES

Las acciones implementadas en relación de la violencia contra la mujer aún muy pobre, la dinámica cultural, social e interpersonal siguen obstruyendo una perspectiva de género significaba que modifique de manera contundente las relaciones interpersonales, sensibilizando de las repercusiones de los efectos individuales y colectivos de sus consecuencias en materia de desarrollo social, de salud pública y seguridad.

Por lo que los responsables de la seguridad integral de los y las ciudadanos tenemos una gran responsabilidad social de transformar esta problemática integrándonos en el día a día en un cambio de paradigmas ideológicos que propicien un equilibrio equitativo entre los grupos sociales y de genero dirigidos a la justicia, paz y armonía.







BIBLIOGRAFÍA

1. Centro Nacional De Equidad Y Género (2009). Modelo Integrado Para La Prevención Y Atención De La Violencia Familiar Y Sexual. México.

2. Dutton D (2006). El Golpeador Un Perfil Psicológico. México. Editorial Paidos.

3. Lagardme A (1993). Los Cautiverios De Las Mujeres: Madres esposas, Monjas, Putas, Presas Y Locar. México: Unam

4. Ley General De Acceso De Las Mujeres A Una Vida Libre De Violencia, Suscrita Por Las Diputadas Diva Hadamira Gastélum Bajo, Marcela Lagarde Y De Los Ríos Y Angélica De La Peña Gómez, Presidentas De Las Comisiones De Equidad Y Género.

5. Ley Para Prevenir, Atender Y Erradicar La Violencia En El Estado De Guanajuato.

6. Lima M (2004) Criminalidad Femenina. México. Editorial Porrúa.

7. Marchiori H (2009). Personalidad Del Delincuente. México. Editorial Porrúa.

8. Marchiori H (2012). La Víctima Del Delito. México. Editorial Porrúa.

9. Ostrosky F (2008). Mentes Asesinas La Violencia En Tu Cerebro. México. Editorial Quinto Sol.





La revista Ex Lege es una publicación trimestral, que contendrá interesantes secciones, como las dedicadas a las aportaciones de docentes, alumnos y autores invitados, así como espacios para ponencias, conferencias, entrevistas y noticias.