AÑO 6 NO. 24 || 15 . DICIEMBRE . 2015
REVISTA ELECTRÓNICA TRIMESTRAL DE LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD DE LA SALLE BAJÍO
Reflexiones sobre Gestión de la Complejidad en las Organizaciones y Nuevos Rumbos de la Teoría de la Organización

Artículo elaborado por: Mtro. Luis Ángel Gutiérrez García
Catedrático de la Facultad de Derecho
Universidad de la Salle Bajío A.C.

Imagen tomada de: http://media.tumblr.com



INTRODUCCIÓN

El estudio de las organizaciones nos permite ubicar el enfoque de lo técnico y lo humano, para tratar de entender como objeto de estudio a la organización. Después de un análisis de la lectura de la organización viable y de los nuevos rumbos de la teoría de la organización podemos enfatizar los siguiente:

Toda organización debe fijar muy bien sus objetivos para que pueda dar sentido a su existencia, pero, en ningún momento estos objetivos son una condicionante para su existencia; otros factores como lo son el desempeño, las relaciones dentro de la organización, entre otras, proporcionan elementos que son de singular importancia para la continuidad de las organizaciones.

Hoy en día, vivimos en un mundo altamente cambiante, ágil, versátil y singularmente dinámico en el que muchas organizaciones se centran, únicamente, en las cuestiones de híper-competitividad que le generen rendimientos para que puedan perdurar a lo largo del tiempo. Sine embargo, esta visión no plantea perspectivas compartidas de conocimiento de la organización y la importancia de su autocontrol para que los lineamientos se respeten y las operaciones se lleven de cierto modo que garanticen su supervivencia a lo largo del tiempo.

Lo que en particular me ha llamado la atención es la afirmación de que una organización viable requiere ser recursiva, es decir, tienen autocontrol, autonomía para mantenerse vivas. No podemos analizar, estudiar y reconocer a una organización sin analizar el corazón de la misma organización, el cual, está constituido con los recurso humanos con los que cuenta. Es verdad que existen otros elementos materiales que interactúan para la viabilidad de la organización, sin embargo, si no generamos organizaciones inteligentes (entiéndase la inteligencia de los factores), la viabilidad de la misma esta en constante riesgo.

Como diría Arie de Geus, la organización debe ser entendida como una entidad viviente que se puede reconstruir así misma para adaptarse a las condiciones cambiantes de su entorno. El área de oportunidad de las organizaciones que le permitan su viabilidad dependerá de mayor o menor medida, de la adaptación y diseño de la misma a la construcción social, partiendo y entendiendo, que, no podremos comprender los efectos sociales y sus repercusiones, sin antes comprender los efectos internos de la misma, como ese organismo viviente reconstructivo.

Es importante recalcar que la organización forma parte intrínseca de nuestras vidas, ya sea para el bienestar social, ya sea para bienestar material o en general, la organización juega un papel preponderante en nuestro día a día; de allí la importancia de su estudio y análisis para su comprensión.

Las organizaciones debemos estudiarlas a raíz del locus de la causalidad que reside en el individuo y que nos permiten analizarlas a raíz de sus metas de supervivencia y sus fronteras un poco más definidas. Esto dará pié a la identificación de visiones paradigmáticas que nos permiten esclarecer su estudio, las cuales son: el paradigma funcionalista (sistema social más amplio que atiende a los intereses de sus miembros), interpretativo (relaciones simbólicas que continuamente se negocian), humanista radical (construcción de un mundo limitado y las formas en como se puede controlar dichas construcciones) y la estructuralista radical (importancia del cambio autogenerado y la lógica de la acción). Dependiendo del cuadrante en el que me pare, entenderé a la organización.

La ubicación del estudio de las organizaciones ha estado ubicada e distintas disciplinas que más haya de contribuir a su mejora, limitan su

REFLEXIONES

1. Notas para el estudio de las organizaciones en américa latina a partir de la reflexión crítica de la teoría de la organización.

La teoría de la organización se centra en enfoques de análisis en los países centrales (Europa), con una orientación dominante enfocada al desarrollo y subdesarrollo. Se propone como foco central erróneo del estudio de las organizaciones lo siguiente: se entiende el estudio de las organizaciones del centro a la periferia respecto a una concepción positiva de la realidad social dominante en esa época y lugar definidos; se crean metodologías acorde a una realidad distinta a la periferia y tercero, el fenómeno ya complejo de la organización y sus orientaciones no está adaptado a los modelos de América Latina.

Como reflexión del texto, se debe entender el estudio de la teoría de la organización en su traslado del centro a la periferia como una manifestación específica del capitalismo dominante en la época en la que se hacen los aportes en sus diferentes etapas de desarrollo. Este estudio es carente de elementos más complejos como lo son la sociedad y orientación a los individuos que en los procesos y al liderazgo, por lo que coincido con el autor que las condiciones histórico-materialistas en la que se creó la teoría de la organización, no se ajusta a las condiciones histórico-materialistas de América Latina en la cual, debe ser entendido el fenómeno organizacional.

Los saberes sobre la organización: etapas, enfoques y dilemas.

El mundo esta inmerso en un sinfín de cambios que han modificado el mundo del trabajo y las organizaciones. Pasando desde la administración sistemática, la administración científica, la administración basada en las relaciones humanas, la orientación social informal, como sistema social cooperativo, etc., lo que permite determinar que la teoría de la organización no es una teoría sino muchas teorías. Dicha teoría está fragmentada y diversa a pesar de su juventud, la cual ha evolucionado de una forma asombros. Aunque la teoría de la organización es generada, en su mayoría, por propuestas generadas en el mundo anglosajón, actualmente se lleva un proceso acelerado de internacionalización, aunque esta debe ser plural.

En lo particular, el estudio de la organización debe abarcar un análisis más coherente con la fragmentación y diversidad de teorías de las que se forma, dando pié a una adaptación a las condiciones universales, estudiando sus peculiaridades y adaptando a la realidad de cada situación particular en un espacio y tiempo determinados.

2. Organización y administración una lectura crítica para América Latina.

Como reflexión del capítulo, debemos entender que la organización no es un ente homogéneo y autárquico, si no que, es caracteriza por una amplia variedad de procesos políticos en los cuales la subjetividad del comportamiento colectivo juega un papel relevante. Los elementos internos y externos con los que debe lidiar, no son fácilmente identificables como fenómenos aislados, así como la relación entre estrategias y estructuras que no puede ser abordadas bajo una simple perspectiva de la linealidad secuencial.

El reto para alinear los conceptos respecto a la diversidad no es nada sencillo. No es la sociedad la que determina las formas de organización y los sistemas de administración, así como tampoco es cierto que la organización dicte las pautas de comportamiento de la sociedad. Ambas son cierras sólo en la complejidad de su relación simultánea.

3. Los estudios organizacionales en México.

En México, ha pesar de la juventud de las ciencias sociales, se han hecho muchos estudios respecto a las organizaciones en un país de contrastes sociales (económicos, políticos, culturales y religiosos). El fenómeno de Estado intervencionista sigue teniendo control de las variables estratégicas y continuas, apoyándose en estructuras corporativas. Este retiro de ciertas actividades ha generado nuevas relaciones sociales mediante políticas públicas que permitan que la sociedad se organice para solicitar demandas y solucionar sus necesidades.

Se ubica a la administración en el terreno de las ciencias sociales, como alternativa obligada para establecer fuentes de comunicación y entendimiento de la organización como actor socialmente responsable ante sus operaciones y decisiones. Uno de estos puentes es el desarrollo de los estudios organizacionales. Toda organización se establece en un contexto que es a la vez especial y temporal, a la vez que cultural, tecnológico, económico, político y social como eje heterogéneo para comprender la dinámica social en la que esta inmersa.

4. Paradigmas, metáforas y resolución de problemas en teoría de la organización.

Los paradigmas humanista radical y estructuralista radical ofrecen un desafío similar, que enfoca la atención en los aspectos políticos y explotadores de la vida organizacional. Desde la perspectiva de estos paradigmas, tanto la teoría funcionalista como la interpretativa no entienden que el aparente orden en la vida social no es tanto el resultado de un proceso de adaptación, o un acto libre de construcción social, sino más bien la consecuencia de un proceso de dominación social. Las organizaciones desde este punto de vista oprimen y explotan, y generan una lógica que sienta las bases para su eventual destrucción. El orden que busca entender la teoría interpretativa, y que la teoría funcionalista busca resaltar, es desde las perspectivas humanista radical y estructuralista radical, un orden superficial que enmascara contradicciones fundamentales. El desafío para la teoría organizacional -que surge de estos paradigmas- es el de penetrar en la apariencia superficial del mundo empírico, y revelar la estructura profunda de las fuerzas que dan cuenta de la naturaleza, existencia y transformación en curso de las organizaciones en la situación mundial total. La teoría organizacional desde las perspectivas humanista y estructuralista radical no puede proveer un entendimiento adecuado de la naturaleza de la organización a través de un foco exclusivo sobre las organizaciones y el comportamiento de y en las mismas. Estos paradigmas sugieren que el estudio de tales fenómenos debe estar relacionado con un modo más amplio de organización social, al que le dan forma y contenido empírico detallado.

El desafío presentado a la teoría organizacional ortodoxa por estos diferentes paradigmas, es el de repensar la misma naturaleza de su objeto de estudio. Los diferentes paradigmas implican visiones del mundo que favorecen ciertas metáforas que constituyen la naturaleza de las organizaciones, de modos fundamentalmente diferentes, y que requieren repensar completamente aquello sobre lo que la teoría de las organizaciones debe tratar. El desafío se relaciona con los presupuestos sobre los que se basa la teorización, y solo puede ser enfrentado mediante la consideración de la pertinencia de estos fundamentos opuestos, como base para el análisis de las organizaciones.





BIBLIOGRAFÍA

1. Alexander, J. (1998) “La centralidad de los clásicos”, en GIDDENS, T. y otros. La teoría social hoy. Madrid: Editorial Gedisa.

2. BAUMAN, Z. (1986) La hermenéutica y las ciencias sociales. Buenos Aires: Ediciones Nueva Visión.

3. Desreumaux, A. (2004) Théorie néo-institutionnelle, management stratégique et dynamique des organisations , in 1. Huault (Ed.), 1nstitutions et gestion, Vuibert, collection « FNEGE », Paris.

4. Huault, 1. (2004) (Ed.), 1nstitutions et gestion, Vuibert, collection« FNEGE », Paris.

5. Ingram, P. & Siverman, B. (2002) Advances in Strategic Management, 19 -The New 1nstitutionalism in Strategic Management, JAI, New-York.

6. Lallement, M. (2004) Penser les institutions : paradigmes d'hier, débats d'aujourd'hui , in R. Michele & J.-L. Laville (Eds), La sociologie économiqlle européenne " une rencontre franco-italienne, FrancoAngeli, collection« Sociologa dellavoro », suppl. au nO 93, Milan, p. 62-75.

7. Lapassade,G. (2006) Groupes, organisations, institutions, Economica, Paris, p. XXXVIIl.

8. Lawrence, T. & Phillips, N. (2004) From Moby Dick to Free Willy: Macro-Cultural Discourse and Institutional Entrepreneurship in Emerging Institutional Fields, Organization, Vol. 11, n° 5, pp. 689-711.

9. Leca, B. & Naccache, P. (2006), A Critica1 rea1ist Aproach To Institutiona1 Entrepreneurship, Organization, Vol. 13, nO 5, pp. 627-651.



La revista Ex Lege es una publicación trimestral, que contendrá interesantes secciones, como las dedicadas a las aportaciones de docentes, alumnos y autores invitados, así como espacios para ponencias, conferencias, entrevistas y noticias.