Estudiantes de Lenguas Modernas recrean un Monasterio Medieval como parte de su formación académica noviembre 2021
Departamento de Comunicación - Aranzazú Urbina

Con la finalidad de adentrarse de manera más significativa en la historia de la Edad Media utilizando los manuscritos como elemento primordial y lo más característico de esta época, estudiantes del tercer semestre de Lenguas Modernas e Interculturalidad de la Universidad De La Salle Bajío recrearon un Monasterio Medieval.   

Esta actividad se realizó de manera presencial cuidando las medidas sanitarias propuestas por el Comité de Salud Universitario, factor que abona de manera importante para el desarrollo académico de los estudiantes, ya que, permitió la interacción de los responsables del taller.  

Algunos estudiantes fungieron como escribas (o copistas) de un monasterio medieval; el resto del grupo jugó el papel de “aprendices” de un pequeño taller de creación para tintas y plumas, fuente que permitió conocer cómo se creaban los manuscritos de esa época.   

Por su parte, el alumno José Carlos Morales Alonzo explicó lo siguiente: “Es bien sabido que la Edad Media ha sido un periodo duramente estigmatizado por los programas educativos, tachándolo de un momento “medio”; es decir, una época de ignorancia y estancamiento para la historia de la humanidad”.  

Añadió que este proyecto les hace cambiar ese paradigma; “después de una ardua investigación colectiva, nos damos cuenta que es una época llena de innovaciones y el nuevo auge del arte eclesiástico lleno de simbolismo, factor esencial para la creación de la identidad cultural del territorio europeo. Además, los monjes y monjas escribas son de cierta manera predecesores de los traductores, investigadores y profesores de hoy en día”.  

Para el taller de tintas y plumas fuente, hicieron un encuentro más cercano con los “aprendices”, con la finalidad de que salieran de la rutina y hacer una actividad donde hicieran un pequeño manuscrito personal, usando una pluma que ellos mismos hicieron. Se explicó que un manuscrito es aquel texto de importancia histórica, literaria y eclesiástica creado antes de la invención de la imprenta y que fueran hechos a partir del siglo V, de ahí viene su nombre “escrito a mano”.  

“También existían los manuscritos iluminados, que compartían las mismas características, pero con la diferencia que estos eran decorados (“iluminados”) con tintes naturales o metales preciosos, los cuales servían para ornamentar ilustraciones, bordes, mayúsculas, entre otros elementos”, José Carlos Morales.  

En cuanto a la creación de tintas, se tuvo la oportunidad de emular esta experiencia usando compuestos orgánicos que se usaban para ese propósito (carbón molido, piedras minerales, hojas y flores secas) con la finalidad de que se creara una tinta funcional, para que los aprendices pudieran expresar lo que quisiesen usando los materiales dados.  

Aun en la Distancia, Permanecemos Unidos. 

buscar noticias







comparte en redes sociales